Nuestra misión es proteger a nuestros niños y ayudarles que crezcan como personas pero hoy se ha confundido esa protección natural que  implica el ejercicio de la paternidad en el sentido exclusivo del termino con una hiper protección. Sobrepoteger es des proteger