Calarcá, mayo 11 de 2018

Señores
Padres de familia Greiffistas

Cordial Saludo,

Lo importante de una familia no es vivir juntos sino estar unidos

Desde hace varios días experimento profundos sentimientos que me hacen reflexionar sobre la tarea de educar en la infancia y la adolescencia.

Cada día pienso en los propósitos misionales que fundamentan nuestro Proyecto Educativo Institucional (PEI), lo que nos permite comprender la responsabilidad adquirida con nuestros niños y jóvenes de la ciudad.

Entendemos que los retos y anhelos nunca son fáciles y que hoy por hoy la educación de niños, niñas y jóvenes es un proceso lleno de dificultades, en las que infortunadamente encontramos personas que quieren hacernos daño, con acciones y comentarios mal intencionados y sin ningún fundamento que no son ciertos. Si en algo nos hemos comprometido es en trabajar con ahínco y responsabilidad, en formar integralmente a los estudiantes que convergen en nuestro colegio, sin pensar por un solo momento que el Colegio León de Greiff se acabará. Son precisamente los comentarios dañinos de algunas personas los que crean incertidumbre para poder desarrollar nuestra labor educativa.

Sin embargo, nuestro espíritu vocacional siempre está presente con la sensación del deber cumplido y sin esperar reconocimiento alguno.

Hoy la educación de nuestros niños y jóvenes se transforma, así como los patrones de crianza; es por esto que se hace fundamental la comprensión, la sensatez, la conciencia y la claridad entre la necesidad de educar con amor, con el abrazo o una caricia, sin que esto afecte la importancia de establecer los límites y reglas, como el respeto, tolerancia a la diferencia y su comprensión por las situaciones individuales de todos.

Es en comunidad donde los niños y jóvenes expresan los valores y principios formados en el seno familiar, son sus interacciones las que posibilitan la armonía, los límites de cada uno, sus frustraciones y consecuencias.

Tenemos que reconocer los avances tecnológicos y de manera particular las redes sociales, las cuales pueden ser utilizadas para bien o para mal; Infortunadamente encontramos en nuestro medio personas que no están haciendo un uso correcto de esta tecnología.

Mi invitación es a que ante cualquier inconformidad hagan presencia en la institución para buscar una solución acertada y no estén haciendo comentarios en las redes que solo nos causan perjuicio, de esta manera también estamos formando a los niños y jóvenes a ser responsables en sus actuaciones.

El colegio maneja sus reglas y normas a través de su manual de convivencia, el cual fue aceptado por las familias al firmar la matrícula y con el cual se comprometieron a cumplirlas. Seguimos, además las rutas establecidas por la ley, la Secretaría de Educación y el Comité de convivencia, de tal manera que nuestra respuesta ante las dificultades pretende siempre ser objetiva y justa para todos los miembros de la comunidad.

La defensa de los derechos y del bienestar de nuestros estudiantes siempre será lo primero, y por eso no se divulgan todas las medidas ni todas las situaciones.

Es fundamental el apoyo de los padres, que sean conscientes de la necesidad de formar un equipo común y un frente unido ante la educación y formación integral de los estudiantes. Los conocimientos se aprenden fácilmente, pero las competencias afectivas, las formas de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, no son tan simples:

se entrenan, se cultivan y se forjan en gran medida con las consecuencias, con la reflexión, pero sobre todo con el trabajo tesonero hombro a hombro de la institución y las familias que convergen en ella.

Cada día tratamos de dar lo mejor de cada uno de los que conforman el equipo profesional del colegio león de Greiff en búsqueda la calidad académica; es por esto que, a causa del nombramiento de docentes en el sector oficial, nos hemos visto abocados a remplazar los docentes de matemáticas de 4° 5° 6° 7° y español de bachillerato.

Situaciones como esta nos proporcionan un aprendizaje, pero no debemos ser mezquinos ni desacreditar las mejores pretensiones de construir un COLEGIO mejor; no perdamos el interés real, ni los esfuerzos sensatos que permean el objetivo original; como escuela y familia debemos buscar estrategias de solución que nos permitan afrontar el reto de una mejor educación.

Conversemos las diferencias, manifestemos las mutuas preocupaciones, reflexionemos sobre los hijos, pero de ninguna manera perdamos el horizonte y menos aún, el compartir el mismo reto, el mismo sueño, un mejor colegio.

Nota: Con motivo del día del educador los estudiantes no tendrán clase el martes 15 de mayo. Por lo tanto, regresamos el miércoles 16 de mayo en el horario habitual.

Cuando hay unión en la familia se pueden superar las dificultades juntos.

 

 


Luz Elena Herrera
Rectora