RESEÑA HISTÓRICA

 

El colegio nace como respuesta a la necesidad sentida por la comunidad local de la presencia de espacios educativos para los niños en edad preescolar. Se inician por tanto las gestiones pertinentes que permiten la iniciación de labores el 2 de febrero de 1981 (sede campestre) bajo el nombre de “Preescolar Campanitas”

Dada la creciente demanda de la Comunidad Calarqueña y con el fin de darle continuidad al proceso iniciado; se da apertura en el año de 1985 a la básica Primaria, razón por la cual cambia de nombre a “Colegio León de Greiff”.

En el año 1996 se abre la básica secundaria grados 6 y 7.

Para el año 1998 tanto el número de grados como de estudiantes se incrementa, haciéndose imperiosa la necesidad de un cambio de planta física; es así como el 3 de febrero de 1998 se inaugura la nueva sede de propiedad del Colegio León de Greiff, ubicada en la Urbanización la Huerta y que permite completar el ciclo con la Educación Media.

En el año 2000 se gradúa la primera promoción de bachilleres. Desde entonces cada  año, orgullosamente, el colegio entrega a la sociedad Calarqueña una nueva promoción de egresados con un buen nivel de competencias lo que nos ha permitido permanecer clasificados en el NIVEL SUPERIOR en las pruebas SABER 11 (pruebas ICFES) y permitir a nuestros exalumnos continuar estudios superiores en diferentes universidades de reconocido prestigio, con un alto nivel de desempeño. En el año 2008 cambia de administración asumiendo la rectoría la especialista Luz Elena Herrera.

FILOSOFÍA INSTITUCIONAL

La filosofía del colegio LEÓN DE GREIFF se encuentra centrada en el triángulo humano, a través del cual se desarrolla: el querer, el saber y el saber hacer; dimensiones que están estrechamente ligados al sistema afectivo, al sistema cognitivo y al sistema expresivo, lo que nos permite abordar los aprendizajes desde la integralidad del ser humano demostrando seguridad, confianza y deseo de superación en lo que hace.

La tarea propuesta por el colegio León de Greiff, es  formar un hombre nuevo como lo requiere la sociedad del futuro, consciente de su unidad en su triple dimensión (afectuosa, talentosa y creativa), convencido de su misión histórica, por ende, con sentido social. Es allí donde nace nuestro lema.

 Educamos en el amor,  para la vida y en la búsqueda permanente de la excelencia.